Cenefa

Cenefa

Translate

Cithara hispanica

"Ay triste que vengo" Pieza para vihuela de Juan del Encina (1468-1529)

////////////////////////////////
DETENER LA MUSICA
///////////////////////////////


Solo un cuaderno de notas. Un "Blog" sin más pretensiones.
La guitarra, pequeña orquesta íntima e individualista como sus creadores hispanos, solicita tiempo y atenciones.
Sobre el eje del ocho que conforma su femenino cuerpo, giran muchos conceptos que incluyen varias disciplinas, científicas , técnicas y artísticas.
Conocimientos inabarcables que deben recogerse en un cuaderno para tenerlos siempre presentes.
Prueba de materiales, ensayos prácticos compartidos,... aún sabiendo que no serán leídos.
¿Por qué entonces?
Por la guitarra y el mundo que puede descubrirse alrededor de ella, y para como ella, ofrecer mis individualistas notas al vacío.

_________________________________________

_________________________________________

martes, 19 de agosto de 2014

Casasimarro, la villa soñada que soñó la guitarra

Sueña Alarcón su fortaleza gracias a un meandro del rio Jucar.


A 25 Kilometros rio abajo, tenemos ocasión de descubrir la artesanía de la Ciudad del Champiñón y la Guitarra.



En Alarcón musas de pétrea frialdad tejen un hilo que engarza recuerdos de almas dormidas.


 Jorge Manrique inicia las “Coplas a la muerte de su padre”, advirtiendo que es acuciante despertar.  Sus restos yacen no lejos, en Uclés (Cuenca).

Dos siglos más tarde Calderón, denuncia en” la Vida es Sueño” el afán por construir vanas ilusiones. Nace intelectualmente en un Colegio de Valladolid.
.
Esta obra poética se basa en un cuento del “Conde Lucanor” escrito, tal vez en el Castillo de Alarcón, tres siglos antes por el Infante Don Juan Manuel, sobrino de Alfonso X el Sabio. Sus restos descansan cerca del Castillo de Peñafiel (Valladolid).


Hoy, en un lluvioso día primaveral,  un vallisoletano accidental sueña, no sé bien si dormido o despierto, alojado en esta tranquila población amurallada de Cuenca.


Alumno de Miguel Llobet entre 1898 y 1904, el guitarrista catalán Domingo Prat (Barcelona, España 1886- Haedo, Argentina 1944), editó en 1934 en Buenos Aires el "Diccionario de guitarras, guitarristas y guitarreros".
Indica que en el siglo XIX en Casasimarro habían existido hasta veinte talleres guitarreros, de manera que se conocía como el pueblo de las guitarras.
 "No ha conseguido una fama como la de Mirecourt (Lorena en Francia) o Markneukirchen (Saxonia en Alemania), por su mala situación topográfica y el descuido de las Autoridades españolas".


El recorrido parte de Alarcón y conduce hasta Motilla del Palancar por la .CUV8307 y la N-III

Un desvío a la derecha, tras pasar la plaza de toros, lleva a Rubielos Bajos por la CM3114.

Cruza la autovía y por pasos elevados la Línea de Alta velocidad.
Nada más salir al cruce con la N310, nos incorporamos por la derecha a esta vía.

Siguiendo la Nacional, sin entrar en el pueblo de Rubielos, encontramos unas naves y en la última, casi tapada por los árboles que crecen en su patio, el taller de Casimiro Lozano.http://casimirolozano.com/es/index.html





Volviendo al cruce girando, la primera a la derecha, nos dirigimos nuevamente por la CM3114 a la ciudad de Casasimarro.

La “Casa de Simarro” primer caserío independiente del municipio vecino de Villanueva de la Jara, distante 93 kms  de las casas colgantes de Cuenca, tiene un nacimiento moderno que se sitúa hacia 1470, época en que contaba con unos 200 vecinos.

En 1653, surge jurídicamente como villa con su Privilegio de Villazgo otorgado por Felipe IV.

Desde entonces, Casasimarro crece hasta estabilizarse en unos 3200 habitantes, que se duplica en Agosto, situándose entre las poblaciones de mayor prosperidad económica de la provincia de Cuenca. Se trata de un municipio de 49,4 Km2 con una altitud sobre el nivel del mar de 750m.

Nos encontramos al sur de la provincia de Cuenca, frontera con Valencia y Albacete, en la llamada "Manchuela conquense" sita entre la llanura de La Mancha, y la Serranía de Cuenca.

La distancia entre sus municipios habla de la baja densidad de población.

 Debe mencionarse,  que las menores cifras de habitantes por kilómetro cuadrado corresponden a: Soria (9'23 hbt/km2), Teruel (9'77), Cuenca (12'79), Huesca (14'60) y Zamora (18'31).

Abundan los bosques de coníferas, y más concretamente los pinares de pino rodeno (pinus pinaster)  y salgareño (pinus nigra).

El clima es continental, seco y de acusados contrastes térmicos a lo largo del año, si bien recibe cierta influencia suavizadora del Levante.

Las naves de cultivo de champiñón otorgan a Casasimarro su aspecto característico.

Con una producción de 8.000.000 de Kg logra el 14% de la producción nacional, y la cuarta parte de la producción de la comarca de la Manchuela, que es, a su vez, el 60% de la producción nacional.

Este sector, más la artesanía de la guitarra, distinguen de tal manera el municipio, que Casasimarro puede llamarse con propiedad la "Capital del Champiñón y la Guitarra".

Además cabe resaltar la producción de cereales, aceite hortalizas y vino .Junto a la fabricación artesanal de alfombras tradicionales, hoy casi desaparecida, tenemos las señas de identidad de esta original villa.

Siguiendo la carretera CM3114 superado el punto del Km 23 camino al Km 22 dirección a la Roda, llegamos al final de la zona habitada. .
A mano derecha aparece un moderno Polígono Industrial.  La caricatura de un tuno y su guitarra, nos da la bienvenida,  frente a la fábrica artesanal de guitarras laudes y bandurrias del guitarrero Tomás Leal.
Dos naves más allá, se encuentra la fachada del taller guitarrero de Vicente Carrillo.





Descubierta la ubicación de los guitarreros aprovechamos la calle lateral, donde se alinean las naves, para hacer un cambio de sentido que nos lleve hacia la torre de la Iglesia. Allí debemos encontrar el Monumento a la guitarra.
Dirección al Centro urbano, por la primera calle , Avenida Doctor Dénia Royo, encontramos, nada más entrar, el Monumento al Champiñón.




Seguimos la Avenida del Dr. Dénia Royo. Pasamos por la Plaza de la Constitución y seguimos por la Calle de Jaime Balmes hasta una rotonda con una fuente.Seguimos por la calle Cervantes. Superamos las bifurcaciones de las calles Ramón y Cajal, Concepción y de los Curas hasta llegar a la Plaza Mayor.

Nos encontramos frente a la Iglesia Parroquial de tipo basilical de San Juan Evangelista levantada en el siglo XVI y remodelada entre 1960 y 1964.



Tuve suerte y conseguí aparcar en la misma Plaza. Decidí esperar la puesta de sol frente al llamado monumento a la guitarra.
Los parroquianos entraban el Domingo de Pascua, a toque de campana para salir más tarde de la iglesia ya iluminada, protegiéndose de la lluvia.



Resulta sorprendente que un modesto municipio haya concebido un monumento con cinco figuras en bronce por encargo a un escultor urbano de acusada personalidad dentro del realismo español. ¿No hay intelectuales ni interés suficiente en ciudades tan pobladas como Barcelona o Madrid?

El autor de la idea parece ser el escritor y cronista Luis F. Leal Pinar nacido en Casasimarro en 1940.
Para cerrar el círculo, es uno de los pocos estudiosos de la guitarra en nuestro país autor de libros como "Guitarreros de Andalucía. Artistas para la sonanta.,"Guitarreros de Madrid. Artesanos de la prima y el bordón", "Los guitarreros de Casasimarro hacen cantar a la madera. Historia de una artesanía convertida en arte","La guitarra en Castilla-la Mancha", "Guitarra con eco", "Antología Iberoamericana de la guitarra", "Retazos de guitarrra...de arte", "La música en el Quijote", "Amanecer en azul tormento", "Navidad y pasión"

Sobre el escultor nos informa que sus casi 1500 obras se reparten por Europa y América. Ha sido condecorado por los Gobiernos de Estados Unidos, Argentina, Chile y Perú.

Agustín de la Herrán nace el 7 de abril de 1932 en Bilbao.

Precoz como escultor, estudia Derecho en Deusto y Salamanca, antes de trasladarse en 1955 a Barcelona, para estudiar en la Escuela de Bellas Artes de Sant Jordi, con el escultor Frederic Marés. En 1957 se traslada a Madrid.

Entre sus obras destacan "El Vía Crucis del Claretian House of Studies", de Washington; el "Monumento a la Inmaculada", de los Jardines de Albia, de Bilbao; el "Monumento a la Hispanidad", en la Ciudad Universitaria de Madrid; el "Monumento a la Fraternidad", en los Jardines del Paseo de la Habana, de Madrid; el "Milagro de Altamira", de Santander; el "Monumento al águila", de Ciudad Ducal, Ávila; los "Monumentos al General Perón y a Azorín", de Madrid; el "Monumento al Combate de Arjonilla"; el "Monumento a la Guitarra", de Casasimarro (Cuenca), y , sobre todos ellos, destaca el "Monumento a la Virgen de Quito", de 45 metros de altura, cuya realización fue un reto al arte y a la técnica.

Entre los numerosos premios destaca: Primer Premio de Arte Sacro, Primera Medalla del Salón Nacional de Otoño, Primer Premio del Excmo. Ayuntamiento de Madrid, Palillo de Oro de la Sala Cano, Gran Cruz de la Orden del General San Martín, la Venera del Instituto Español Sanmartiniano y la Medalla de Oro de la Virgen de Quito.

Una columna central con una inscripción en la base articula tres losas de piedra.
En los arcos de piedra de las dos inferiores cuatro jóvenes portantes se sitúan descalzas sobre una alfombra tradicional que no impide que el agua les alcance.
Llevan productos fruto de la tierra y el agua de Casasimarro: aceitunas, trigo, champiñones y uvas.

Las vestales romanas, cuatro en época de Plutarco eran sacerdotisas encargadas de mantener el fuego sagrado en el templo en honor a Vesta, la diosa del hogar. Recogían alimentos para la celebración de las fiestas vestales.

       



La tercera losa perforada en forma de guitarra, acoge a un guitarrista sentado que parece acompañar una zamba, el genero musical folclórico bailable propio de gran parte de Suramérica, propuesto como danza nacional de Argentina.

Los versos que rematan la escultura se corresponden de forma prácticamente literal con el estribillo de la zamba "La Nochera", compuesta en 1954, cuya letra es del poeta y músico argentino Jaime Dávalos y la música del Chalchalero (grupo folclórico que toma su nombre de un pájaro), Ernesto Cabeza.




Los bailes y coplas tradicionales de la Manchuela conquense, van acompañados por guitarra, bandurria, laúd, pandereta y triángulo. Esta ronda española en la que se canta una serenata, conocida como rondalla, llegó a América, (mariachis mexicanos por ejemplo).
Puede presentar variantes como las murga en la que un grupo de jóvenes músicos pide limosna, o las comparsas que requieren de un escenario, o la tuna universitaria.
Las rondallas de Casasimarro tienen fama desde el año 1900. 

La lápida de bronce aclara la presencia de esta copla argentina.

Sin olvidar que el agua y la tierra cultivada son la base de Casasimarro, el amor a las rondallas y a la guitarra requería de un homenaje.extensible a la condición hispana, plena de matices y riqueza cultural.


Gracias a los trabajos de investigación de luis F Leal Pinar, hemos podido completar el cuadro genealógico de los guitarreros actuales de Casasimarro.Hemos incluido las posibles influencias en la fabricación, y en rojo las líneas familiares supervivientes, así como fotografías existentes, de los protagonistas más recientes.


Se puede encontrar detalles sobre cada uno de los personajes que intervinieron desde 1750 en el desarrollo de la actividad guitarrera en Casasimarro, en el libro de Luis F. Leal Pinar "Los guitarreros de Casasimarro hacen cantar a la guitarra". Este Cronista oficial de Cuenca es nieto de Leonardo Leal Alarcón hermano de la guitarrera Francisca Alarcón López

Granada, Sevilla, Cadiz, Málaga, Valencia, Muro de Alcoy, Gata de Gorgos, Madrid, Barcelona son focos referenciales de la guitarra. La pionera saga de los Alarcón alcanzó la quinta generación, la de los Carrillo está en la séptima y la de los Leal en la octava, siendo la saga más longeva de nuestro país.

Las mujeres fueron y siguen siendo hoy, parte importante en la historia guitarrera de Casasimarro. Se dice que desde siempre en esta población las mujeres saben dar barniz a las guitarras.

Agustina Alarcón Escudero funda la saga de los Carrillo y su sobrina Francisca Alarcón López da origen a la de los Leal.
Una posible nueva saga la inicia Casimiro Lozano Carrillo y Petry Gabriela Carrillo Casas, hija de Vicente Carrillo Cantos y Gabriela Casas Fornier.

Vicente Carrillo Casas, el actual director de la firma perdió a su padre Vicente Carrillo Cantos con 8 años de edad. Su madre Gabriela Casas Fornier tomó las riendas del taller.

Recibió el encargo desde Filadelfia de fabricar un instrumento procedente del dulcemele del siglo XV, el appalachian dulcimer usado en la América colonial. Gabriela descubrió el valor de los medios de comunicación como soporte para distribuir sus productos. Mostrar sin recelo la actividad del taller es carácterística también de su hijo Vicente



Varias firmas quisieron comprar la marca Vicente Carrillo. Manufacturas Alhambra de Alcoy (Alicante) en 1976 montó en Casasimarro, con ayuda de Gabriela, una sucursal con el nombre de Manufacturas Cuenca.

El guitarrero jienense Antonio Piña Lopez es su director, dando trabajo a veinte operarios, Casimiro Lozano,  José Leal, Teófilo Escobar Pastor, Tomás Leal... Tuvo siete años de vida y de el salieron varios talleres familiares.
Gabriela comienza a fabricar un modelo de guitarra en colaboración con Paco de Lucía.

Su hijo Vicente estuvo trabajando unos 6 años con Paco en hacer una guitarra con su marca que se vendió entre los años 2001 y 2008. Esta guitarra se distribuía oficialmente por "La Guitarra Selecta, S.L." ubicada en Colmenar Viejo (Madrid) y la utilizó en la grabación de los últimos discos.
Guitarras Paco de Lucía

Queremos destacar la historia del fundador de la saga Alfonso Anselmo Alarcón y referir que como opina Luis F Leal es muy probable que en la época en la que inició su actividad guitarrera ya existiera algún guitarrero en activo en el pueblo, con lo que la influencia de la escuela guitarrera de Granada sería incidental.

Nuestro personaje nace en Casasimarro en 1744. El 11 de Marzo de 1784, Juan de la Motilla Moreno y Alfonso Anselmo Alarcón, maestro de primeras letras y hoy ocupado en fabricar guitarras y tacones, vecinos ambos de la villa de Casasimarro denuncian por despotismo con que se manifiesta en aquella villa el abogado D. Ginés López Martinez...celebrándose el juicio en el Palacio de la Chancillería de la Corte de Granada. Estos datos localizados por Luis F. Leal en el Archivo Histórico Nacional, es toda la información de la que se dispone. Su afición a la construcción de guitarras, oficio menos lucrativo que el de maestro,  pudo venirle de la amistad con algún guitarrero de su pueblo.

Fué coetáneo de Rafael Vallejo y Agustín Caro en Granada, José y Juan Pagés en cadiz, Antonio Manuel y Juan Muñoa en Madrid , Nicolás Duclós y José Masagvé en Barcelona, Antonio Cortés y Antonio de Lorca en Málaga o José Alcañiz en Murcia.

Los hermanos Leal sucesores de Gregorio Leal, fábrica de guitarras, bandurrias y laudes fundan su propia empresa en 1970, separándose en 1976. Antes José Leal Mejías trabaja en el taller de su padre y en el de Vicente Carrillo Cantos junto a su hermano Tomás Leal Mejías que ingresa en 1955,con 13 años.Su hijo Tomás Leal Martínez constituye la quinta generación de los Leal.


En la última edición de Pirenostrum (18 a 20 Jul 2014) Feria de luthiers del Pirineo celebrado en Boltaña (Huesca) Tomás Leal expuso Guitarras, Laudes, Bandurrias, Guitarros, Octavillas, Mandolinas... siendo posible ver como construye artesalmente estos instrumentos escuchar una demostración del sonido que pueden llegar a producir.



Volviendo al Polígono podemos encontrar las actuales naves guitarreras de Casasimarro.









La nave de Vicente Carrillo es de grandes dimensiones siendo una parte importante un almacén de secado de madera.










 Como describimos en otro artículo de este mismo Blogg, no fue difícil visitar el taller de Vicente Carrillo.

En el siguiente vídeo hemos recopilado todos los fragmentos que nos han parecido interesantes que sobre el taller se han publicado en internet.





Porque las guitarras son de madera y esta es sensible al clima se suele dar valor a las zonas de cierta climatología para la calidad del secado natural de las maderas que influye en el sonido de la guitarra.

Un clima seco con un intervalo térmico amplio como el de Casasimarro es interesante para desarrollar no sólo champiñones, sino la inercia higroscópica de la madera de las guitarras. El efecto del grado de secado y su estabilidad sobre las propiedades mecánicas y sonoras también es importante.

La madera que Maderas Barber suministra a Casasimaro no está seca. Este importador-almacenista especializado recomienda finalizar el proceso de secado antes de utilizar la madera.

El método preferido de secado de instrumentos musicales sigue siendo el natural: Colocarla apilada en una nave a resguardo de la intemperie pero con suficiente ventilación y una corriente de aire sostenida. Una importante inversión en materia prima inmovilizada, espacio, y tiempo.

Vicente Carrillo en su almacén debe realizar un correcto secado que no solo influye en la calidad del sonido sino en la resistencia al agrietamiento y desencolado por efecto de ambientes excesivamente secos (debido a estufas y aire acondicionado) a las que puede verse sometida la guitarra.

Analizaremos más a fondo el secado de las maderas para guitarra en un articulo destinado a la sección de maderas.